620 59 03 16   info@mariadiaz.eu

IVÁN Y LOS PERROS

Se puede definir su teatro como comprometido, inteligente, audaz, personal, intuitivo y desgarrador. La Pavana nació en 1983 con ese fin y, a punto de cumplir 35 años de vida,  se atreve con un nuevo proyecto y por savia nueva

La Pavana Companyia Teatral presenta “Iván y los perros” de Hattie Naylor

Versión: Juanvi Martínez Luciano y Victor Sánchez Rodríguez

Dirección: Víctor Sánchez Rodríguez

Con: Nacho Sánchez

Música y espacio sonoro: Luis Miguel Cobo

Espacio escénico y vestuario: Mireia Vila Soriano

Iluminación: Luis Perdiguero

Movimiento y ayudante de dirección: Cristina Fernández

Sobre La Pavana:
Desde 1983 y bajo la dirección artística de Rafael Calatayud y producción ejecutiva de José Alberto Fuentes Darder la compañía ofrece creaciones teatrales de temática universal y contemporánea, eclécticas, diferenciadas, innovadoras, con personalidad propia, de alta calidad y excelencia, que conectan con el público y fomentan en él un juicio crítico y moral.

La compañía valenciana exhibe regularmente sus producciones por toda la geografía del Estado. Por su reconocida trayectoria, está considerada como una referencia en las artes escénicas a nivel estatal.

Hemos puesto en escena un total de 33 producciones desde 1983. Desde la adaptacón de la dramaturgía internacional contemporanea con autores como Christopher Durang, Tom Stoppard, Harold Pinter, Hattie Naylor etc pasando por la obra de maestros como Ibsen o Tennessee Williams y dramaturgía propia como Rodolf Sirera, Paco Zarzoso etc.

Sobre el montaje:
Iván y los perros, ocurrió. Fue una historia real, la historia de Iván Mishukov que con tan solo cuatro años tuvo que escapar de un padrastro que lo maltrataba y de su madre alcohólica que era incapaz de defenderle, y se echó a la dura calle del primer Moscú post-soviético donde la historia de Iván no era la excepción: cientos de niños se guarnecían del frío en las estaciones de metro junto a sus perros callejeros.

Iván ve en lo profundo de los ojos de cada perro algo tan grande que sólo puede nombrar a través de la metáfora: como si en los ojos de cada perro estuvieran todos los perros del mundo, conformando una camada global unida en salvaje hermanamiento.

Iván encuentra en sus perros el amor que el mundo le niega, por eso el texto es un alegato a encontrar lo humano en otro sitio cuando vemos que en el vecino, o en nosotros mismos, se ha evaporado. Un aullido necesario para estos tiempos.

Descargar dossier de prensa