UNA HABITACIÓN PROPIA

¿Qué necesitan las mujeres para escribir buenas novelas?

Independencia económica y personal, es decir,

“Una habitación propia”  de Virginia Woolf

Teatro Bellas Artes

Todos los martes a las 20h00′ hasta el 31 de mayo
¡10 únicas funciones!

El espectáculo “Una habitación propia” es el encuentro de Virginia Woolf con el público del siglo XXI. Este fascinante discurso, irónico y emocionante, con música en directo, es ya un clásico de la escena, cinco años después de su estreno. Tan famoso como polémico, casi un siglo más tarde, el libro de la genial autora sigue siendo un mito del feminismo.

“Les dije suavemente que bebieran vino y que tuvieran una habitación propia”, escribe en su diario Virginia Woolf en 1928. Acaba de dar una serie de charlas, en Cambridge, a la primera generación de jóvenes universitarias, sobre el tema de las mujeres y la literatura, que son el origen de este texto indispensable.

Esta conferencia que hoy recorre los escenarios es una experiencia imaginaria, vívida y humorística. Desemboca como un rio inexorable en algunas de las ideas más inteligentes y de apariencia más sencilla sobre el papel de las mujeres en el mundo. Virginia Woolf escribe Una habitación propia cuando está sucediendo la mayor revolución social de todos los tiempos: la igualdad de hombres y mujeres ante la ley. Solo hace nueve años que se le ha concedido el voto a la mujer.

“Sois conscientes de que las mujeres quizás seamos el animal más discutido del universo?, nos pregunta la escritora británica.

Música: Clara Sanchis a partir de J. S. Bach
Diseño de vestuario: Helena Sanchis
Realización de vestuario: Cornejo
Iluminación: Juan Gómez-Cornejo
Fotografía: Isabel de Ocampo y Diego Ruiz
Diseño gráfico: Diego Ruiz
Distribución: unahabitacionpropia@hotmail.com
Producción: Clara Sanchis

Con la colaboración de Seix Barral y Nuevo Teatro Fronterizo
Agradecimientos: El Pavón Teatro Kamikaze, El Teatro Español, Humberto Cornejo, Entrecajas, Laura Freixas y Joana Bonet.

Duración aproximada: 85 minutos
Edad recomendada: a partir de 13 años ( Esta recomendación no impide acceso a la sala)

“Al pensar en aquellas mujeres trabajando año tras año y encontrando tantas dificultades para recaudar treinta mil libras, estallamos de indignación por la vergonzosa pobreza de nuestro sexo. ¿A qué se dedicaron nuestras madres para no poder legarnos nada? ¿A empolvarse la nariz? ¿A mirar escaparates? ¿A exhibirse al sol en Monte Carlo?”
“Una habitación propia”. Virginia Woolf

Teaser