620 59 03 16   info@mariadiaz.eu

Teatrando “sexpearemente”

Son dos. Parecen más, pero son dos. Juegan con las palabras en un proceso continuo de disloque. Porque hay términos de los que huyen, que les resulta difícil pronunciar en un intento de huir de ella. Las disfrazan, las palabras, para teñirlas de otro aura. No pronuncian la palabra “crisis”, por ejemplo. Prefieren decir “furgoneta”. O llaman “peluquería” a la “mentira”. O, por ir más allá y marcar territorio, evitan el término espectáculo (doloroso para los artistas en la dura y cotidiana pelea) y recurren a “mierda” para compensarlo. Y en este malabarismo semántico se manejan sin parar durante todo su “Sexpearemente”, un repaso al universo teatral, ese que está tan vapuleado y denostado por los de arriba y para los que muchos no acaban de encontrar el camino.

 

“Sexpearemente” hace un repaso a los supuestos, o no,  inicios de dos muchachos ilusionados con un futuro como actores. Desde sus utópicos inicios hasta los duros momentos de desánimo. Esos en los que el actor se siente solo, incomprendido, agotado de la lucha. Pero son ellos, Sexpear, Santiago y Rulo o Rulo y Santiago, que tanto monta, monta tanto. Así que todo va bañado del mejor humor como una galleta envuelta el sabroso chocolate. Quizá por eso lo que cuentan hace más daño. Primero te ríes…y luego, cuando lo piensas, te puedes echar a llorar. Y como son ellos, Rulo y santiago, Santiago y Rulo, no dejas de reírte. En alto, sin complejos. Compartiendo el momento con quienes han decidido que era un plan estupendo acercarse ese día a verlos. No hay edades en su público, porque su inteligencia da para todos.

 

Y tú, desde tu silla o tu butaca vas comprendiendo varias cosas: que estos chicos están sobrados de ingenio y capacidad actoral; que se manejan en un mundo verdaderamente duro, cargado de sinsabores; que el humor es el resorte inteligente a la pobreza cultural de quienes manejan los hilos y que los sueños deben intentar ser cumplidos. Hasta cuando vienen cargados de desesperación y rabia.

sexpearemente1

 

 

Recuerden, se llaman Sexpeare como compañía y hoy terminan en el teatro Alfil con “Sexpearemente”. Intenten ir a verlos. Ellos se alimentan de nosotros, los espectadores. Y nosotros, afortunadamente, de ellos.

 

“Sexpearemente”.

Teatro Alfil.

Hasta hoy 4 de noviembre, a las 20h00′.