620 59 03 16   info@mariadiaz.eu

“Un poyo rojo”. Genialidad en estado puro

No puedo decir que me aburra en este Madrid cargado de ofertas teatrales de interés. El lamentable estado de guerra del gobierno contra la cultura ha generado un fenómeno curioso que no sé si dar por bueno. Es evidente que las posibilidades de disfrutar de buen teatro en la capital a día de hoy permite completar las semanas con muchas alegrías. Pero no lo es menos que las batallas son duras, que no hay público para tanta oferta, que muchos espectáculos no consiguen eco en los medios como para que los espectadores encuentren el camino a algunas salas o montajes.

 

De todas las maravillas que he visto esta semana, iré hablando. Algunas ya han bajado de la cartelera y las opciones de disfrutarlas son nulas en este momento. Para desgracia de los que no han alcanzado a disfrutarlas. Pero aún pueden ir a ver hoy, último día, “Un poyo rojo” en lo que fue el llorado Sol de York y que, temporalmente, ha funcionado en estas fechas como Espacio Iber_ae.

 

¿Qué es “Un poyo rojo”? Un festín, genialidad en estado puro. Dos mimos-clowns-acróbatas enfundados en cuerpos de aúpa para ir provocando la risa, sin fisura, una detrás de otra,  en el espectador. Un puro reto interpretativo en el que no se habla. No hace falta. ¡Se cuentan tantas cosas!. El 40 % del montaje es pura improvisación. Insisto: muda, acrobática y genial. Los dos tipos que están sobre el escenario se conocen tan bien que se organizan con mirarse. Y en ese duelo inicial se van superando el uno al otro con su ingenio, su creatividad y sus dotes artísticas. Mudos, sí. Porque todo su cuerpo y cada uno de sus gestos habla por ellos (como dato, impagable el tango bailado con la cara por uno de sus componentes). Y tras el duelo recién parido, ahí, delante de ti, siguen llegando las sorpresas. Cada uno de ellos da pie a su universo creativo y las risas no cesan. El público ya tiene los ojos pegados a esos dos esculturales muchachuelos que llevan mucho entrenamiento en el cuerpo y que saben lo que tienen que contarte y cómo para que no dejes de pensar en su capacidad de conectarse. Entre ellos y contigo. “Un poyo rojo” son 60 minutos de carnalidad expresiva; de humor a raudales que cae del escenario para darte en los ternillos; de improvisación currada; de arte en estado puro. Vinieron para enseñar su arte 3 días en Madrid. Han prorrogado una semana. Y sólo cuando vas a verles, entiendes el porqué de ese “alargamiento” capitalino. El montaje es de obligado cumplimiento.

cartelunpoyorojo

 

Recuerden: hoy, domingo 2 de noviembre, a las 20h00′ en la calle Arapiles. Además, el espectáculo funciona bajo el sistema de “pay afetr show”. Es decir, usted entra gratis, disfruta del regalazo que estos dos argentinos le hacen y decide, a la salida que pagar por lo que ha visto. ¿De verdad tiene algo mejor que hacer esta tarde?

 

“Un poyo rojo”. Hoy, domingo 2 de noviembre de 2014 C/ Arapiles 16. Metro Quevedo